La mariposa y la oruga
Lista de fábulas

Estaba una Mariposa contándole a sus compañeras que todas habían venido a este mundo con una misión, que cada una debería descubrir cuál era la suya: algunas tendrían que aprender algo sobre el amor, otras dar consejo y ayuda, y otras serían líderes y guiarían a las demás en esta aventura de la vida. Revoloteaba mientras contaba este pensamiento, y sin darse cuenta cayó en una red de araña y quedó atorada en ella.

Las otras mariposas a su alrededor sintieron miedo de ayudar a su amiga porque podrían caer en la red por tratar de rescatarla y entonces sólo siguieron volando a su alrededor esperando a ver cómo terminaba esta espantosa situación. Algunas intentaron colaborar en desenredarla pero sin éxito.

Y lo más extraordinario fue que la Mariposa, estando atrapada en la red, seguía compartiendo sus ideas con las demás, les hablaba de la ayuda al prójimo, entendía que no pudieran arriesgarse a rescatarla, pero les daba ánimo para que en otras situaciones menos peligrosas ayudaran a sus amigas, y si estaban enfermas las cuidaran, si tenían hambre las alimentaran, y si necesitaban algo cada mariposa diera de sí misma para colaborar con las demás.

Había una Oruga caminando en las ramas donde la araña hizo la red, y se detuvo a escuchar las enseñanzas de la Mariposita atrapada; le dio mucha felicidad que a pesar que estaba cerca a la muerte seguía cumpliendo su misión en la vida que era la de mostrarle al mundo que el amor y el servir al prójimo era la misión de cada ser en su existencia.

Como la Oruga pensó que la Mariposita atrapada podría ser liberada para que siguiera expandiendo en el bosque su sabiduría, decidió ir a rescatarla y liberarla de la tela de araña que la tenía prisionera. En ese momento la Mariposa la detuvo y le dijo:

- Oruguita, sé que deseas ayudarme para que yo siga viviendo y motivando a mis compañeras a seguir amando y sirviendo, pero tú también tienes una misión similar a la mía, así que si tratas de salvarme podrías quedar atrapada y no podrías continuar con tu labor en este bosque maravilloso. Dios, Nuestro Padre, ha dado ciertas reglas y leyes que debemos cumplir, y aunque algunas mariposas y otros insectos han tratado de venir a ayudarme, lo que les agradezco mucho a todos, pues no es necesario…

La Oruga no comprendió bien a qué se refería la Mariposita, se quedó estática dudando entre ayudarla, o dejar que su vida se acabara en esa telaraña. Y pronto su voz interior le dijo: -La justicia que Dios nos ha dado es para que todos la respetemos, si por amor y enseñando a sus amigas esa mariposita ha quedado atrapada, por justicia muchos habrán de tomar sus palabras y seguirlas, y amarán y ayudarán a todos los seres de la naturaleza.

La Oruguita comprendió bien el mensaje, y antes de marchar, le dijo a la Mariposa:
- Querida amiga, así como el Amor une a todos los seres con equilibrio y armonía, la Justicia es una fuerza que nos mantiene vivos trabajando por el bien de los demás, y no permite que hagamos nada en contra de ellos. El que vive en Amor, vive con la justicia que Dios nos ha dado, y siguiendo esas reglas, todos seremos felices...

Al cabo del tiempo, la Oruga se convirtió en una hermosa mariposa, y siguió aconsejando a todos en el bosque, recordando las palabras de la Mariposita atrapada en la red.

Noviembre/2008

Siguiente fábula...

Mariposa
La mariposita (1)

Oruga
Oruguita (2)

Otra mariposa
Una mariposa (3)

Otra oruga
Otra oruguita (4)

Contáctanos: juan.el.buho@hotmail.com

Fuente de las imágenes tomadas de otras web
(1) http://anaqueen96.wordpress.com/2009/10/25/felicitaciones-a/
(2) http://www.artesanum.com/artesania-oruga_amigurumi-9648.html
(3) http://nubedemosquitos.blogspot.com/2009/04/mariposas.html
(4) http://conocedlaverdad.wordpress.com/2010/02/01/la-oruga-y-la-mariposa/

Nota: Siéntete libre de copiar y distribuir todos los cuentos y narraciones de Juan, El Búho. Están a disposición de quien quiera leerlos y utilizarlo para los fines que considere pertinentes.